sábado, 28 de abril de 2007

Resumen de la temporada 2006/07

(los links van a reports publicados en su día en los foros de snownature)

Noviembre:

Mes en blanco. La fecha de apertura llegó con la estación pelada y los esquiadores tirándonos de los pelos (los pocos pelos, algunos) ante las nada esperanzadoras previsiones meteorológicas del jefe Klevel, previsiones que luego lamentablemente se vieron confirmadas.


Diciembre:

Estrené la temporada en Sani el lunes 11, día feo y con tanta gente que parecía un fin de semana. Dado que hasta el puente de la Constitución no había caído nada, la nieve estaba algo frágil e inconsistente. Las fotos del día muestran los primeros fuerapistas y a un bajo de forma Brt buscando liebres por la Solana.




Otros dos días en San Isidro (21 y 23) y tres más en Pajares (22, 26 y 27) cuando la carretera se complicaba con aludes, son todo lo que dio de sí el mes, dejando un pobre balance de tan sólo seis días en la nieve.

Enero:

Hacía muuuchos años que no teníamos un mes de enero tan malo. A finales de diciembre la falta de nieve había cerrado las estaciones que ya no pudieron abrir de nuevo hasta casi un mes después. Tan solo un día, el 29, pude esquiar. Fue cuando conocí a Cusete, que vino con Brt y conmigo a las palas altas de los Sentiles desde donde se escabulló alegando no querer arañar sus flamantes esquís nuevos.

Febrero:

Las nevadas con las que se despidió enero hicieron posible que por fin comenzara de verdad la temporada. Ocho veces pude subir a Sani en Febrero. La mitad, fueron gloriosos días con sol de restallu y muy buena nieve. Conocí a muchos snownatureros (todavía no éramos Orcos), hicimos un montón de fotografías y definitivamente dejé de lado las pistas para tirarme al monte de cabeza tras las huellas de BRT, Almadetablero, Camino y Chova, todas ellas de una plasticidad estética sublime y envidiable; hubo dos jornadas bastante feas con niebla y viento, en las tan solo cayeron unas bajadas con cuentagotas en la Raya; el martes de carnaval había tanta gente que nada más llegar y ver el panorama decidí dar la vuelta y del último día esquiado del mes, el 26, guardo un mal recuerdo ya que fue cuando bajé rodando entre piedras y hielo chocando y rebotando tanto que si no llego a llevar el casco puesto ahí me quedo.

Marzo:

Recuperado del hombro dislocado volví a ponerme los esquís el lunes 5. Los Orcos (ahora ya sí éramos Orcos) tuvieron el detalle de acompañarme por zonas civilizadas –pistas- y de ese día nunca olvidaré la cara de asombro que le quedó al privilegiado testigo del Briatorazo en medio del valle de los caídos.

Tres días después, algunos desafiamos a los elementos y subimos a probar suerte pero lo único que pudimos probar (y repetidamente) fueron las variadas bebidas de los establecimientos hosteleros de la zona ya que el fuerte viento impidió que funcionaran los remontes.

El día 12 algunos miembros de la manada atacaron la peligrosa y empinada cara oeste del Toneo, tras larga y dura travesía a la que no me apunté ya que el hombro dañado no estaba aún preparado para aguantar encima el peso de los esquís. El martes 13 también tuve la suerte de subiry de disfrutar como un enano por todas y cada una de las zonas de la estación en un precioso y soleado día. El miércoles 15 repetí bajo el mismo sol y ese día conocí a muchos Orcos nuevos como se puede comprobar en las imágenes de la jornada. Volví a subir el 26, que fue cuando saqué la foto que más me gusta de las más de 15.000 que llevo con la nueva cámara. Es en la que Briatore corta una enorme pala con sombrero blanco en los tubos de La Solana. Y como broche de oro para marzo, llegó la primera kedada del snownature del 27, fecha que quedará grabada en los libros de historia del foro. Impresionante la nieve, el grupo y la sensación de estar viviendo momentos de esos que uno luego recuerda toda la vida con emoción y cariño.


Y así acabó marzo, sumando 7 días en mi cuenta particular, lo que dejaba en 22 el acumulado de la temporada.

Abril:

Paquetazo tremendo el que nos regaló la madre naturaleza y que además de tener Sani bien cargado hasta el final permitió inaugurar Fuentes de Invierno, o lo que es lo mismo, aumentar considerablemente nuestro campo de acción tanto fuera como dentro de las pistas.

El día 5 fue cuando estrené Fuentes, y lo hice en la mejor compañía posible: junto a un buen número de Orcos, grandes y pequeños. Junto al día de la kedada oficial, ese fue el mejor día de powder como se puede apreciar en las fotos en las que la nieve nos cubre por la cintura cuando bajamos por la Llomba y por los Tubos del Toneo

El 6 y 7, en plena semana santa, los pasé con la familia en Fuentes aprovechando que al no vender los forfaits no había aglomeraciones. El 9 repetí estación pero esta vez con los animales de los Orcos junto a quienes estudié a conciencia todos los rincones de Fuentes.

El día 11, ya refarfiaos de tanto darle por todos los sitios decidimos dejarnos llevar por los instintos y nos tiramos desde lo más alto hasta donde acaba lo blanco en una excursión de ensueño que, publicada en el nevasport, ha puesto los dientes largos a muchos de los visitantes de tan populoso site.

El domingo 15 despedí Fuentes (cerró ese día) con la familia, y recibí el primer aviso serio de que la temporada comenzaba a derretirse. El lunes 16 regresé a San Isidro para comprobar que las palas y valles seguían en su sitio, y ayer, día 19, estuve con los pocos Orcos que sobreviven al calor despidiendo la temporada oficial, con un nudo en la garganta y conteniendo a duras penas las lágrimas que querían participar en el deshielo.


Edición posterior: Ja!, Resulta que me quedaba un Final Feliz, con una bajada escalofriante de los 45 º del Embudo, con el que el saldo de la temporada oficial queda en 31 días como 31 soles.







1 comentario:

klevel dijo...

Muy bueno el Blog,CabelloNevado,te lo iba a decir yo hace unos dias q montasese un blog para tus reportajes,veo q me leiste el pensamiento,por mi parte un año inolvidable,conoci a mogollon de gente y me lo pase como los indios

ecoestadistica.com