jueves, 6 de septiembre de 2007

La crisis de la nieve en 1.975

Uno de mis hermanos se dedica a bucear por rastros y mercadillos de pueblos y ciudades a la caza de libros y publicaciones raras que luego pone a la venta en Internet. El otro día me regaló un ejemplar de la desaparecida revista “Asturias Semanal” publicado en enero de 1.975 y cuya portada es esta:


Click to enlarge.


Intenté escanear el texto del interior, pero el papel ha adquirido un matiz marrón oscuro intenso que impide reconocer los caracteres así que le daré a las teclas para contar de forma resumida lo que escribía hace más de 32 años Constantino G. Rebustiello, autor del artículo titulado “La crisis de la nieve” y que ocupa la portada de la revista.

Comienza comentando cómo “la falta de nieve que este año tiene España ha afectado considerablemente al comercio que lleva tras de sí esta modalidad deportiva. Pajares, la estación invernal más grande de la zona, lleva seis millones de pérdidas en sus ingresos. Sus trece medios mecánicos, sus siete medios hoteleros y su Escuela de Esquí permanecen parados. No se conoce sequía de nieve como esta desde el año 1883. Ni siquiera las sequías que padeció el puerto payarino en el 36 y en el 54 afectaron a las zonas altas como el Cueto Negro o el Cellon.”

Luego va una entrevista con Chus Valgrande, “alma y vida de aquel complejo deportivo” en la que lamenta la “extraña situación que tiene la estación cerrada en el mes de enero con los treinta hombres que tenemos colocados en los medios mecánicos parados, sin que el contratado profesor austriaco de esquí Wendolim haya podido impartir ninguna clase. Los cursillos de Navidad, iniciados 20 años antes, han tenido que ser suspendidos cuando las previsiones apuntaban a un record de asistencia con más de 400 cursillistas. Nosotros para mantenernos en forma marcamos una pista con 25 banderas en la Poza del Cuitu Negro, donde hay nieve casi todo el año, pero no está para esquiar a no ser los muy iniciados

Dada la preocupante situación, continúa el artículo, “las estaciones de invierno españolas se han unido para realizar una consulta a la N.A.S.A. pidiéndole su opinión sobre cuando nevará en España. Y la respuesta ha sido descorazonadora… si esta se lleva a efecto no nevará, dicen, hasta la primera decena de febrero.”

La falta de ganancias afecta a las tiendas de artículos deportivos, autocares con servicios a las estaciones e incluso las gasolineras cercanas.”

Los Cadeneros, parados

Y también la escasez llegó a los cadeneros. En Pajares pueblo, cuna de ellos en Asturias, unos 20 entre muchachos, hombres y niños se dedican a esta ocupación. Dependiendo de la pericia y rapidez del que las pone, de si han de colocarlas nevando o con tempestad pueden llegar a cobrar hasta quinientas pesetas. Hubo día que un payariego llegó a ganar ocho mil pesetas con esta ocupación.”

San Isidro también tiene pérdidas

En la segunda parte del artículo, comenta el autor que “dado que de todos es sabido que la falta de una máquina quitanieves tiene incomunicada la estación gran parte del invierno es más difícil precisar la falta de ganancias. ¿Cuánto podrían haber recaudado los cuatro medios mecánicos de arrastre y los dos establecimientos de hostelería suponiendo que con la ayuda de León hubiese estado abierto al tráfico?” Según calculaba Rebustiello, un millón y medio de pesetas. No se olvida Constantino de Tarna y Leitariegos, donde dice que “sería difícil que en estas fechas estuvieran abiertos (los accesos) pero si lo hubieran estado las pérdidas de la escasez pueden calcularse en unas trescientas mil pesetas.”

Para terminar, comenta que “pese a la escasez de nieve en San Isidro se están celebrando pruebas de esquí, en la pista de Requejines, pero claro está sólo apta para los ya bastante iniciados en la práctica del deporte blanco, dado que la falta allí de medios mecánicos la hace cansada y escabrosa para los principiantes.”

No hay comentarios:

ecoestadistica.com