sábado, 19 de enero de 2008

Cuarto día: 18 de enero, viernes



Cuarto día de esquí y por fin concluyo una sesión sin avisos de calambres en las piernas. Poco a poco recupero la forma física perdida la primavera pasada y creo que también voy soltando algo del peso que a razón de kilo por mes acumulo cada año desde que dejo de esquiar en Mayo hasta que en Diciembre vuelvo a ponerme el mono de trabajo.

Ayer parecía que estábamos en pleno mes de Abril y no en enero; poca nieve, durita al principio y transformada al final del día en paposa, oscura que chiscaba agua al golpear con un bastón. Poca gente aunque más que el lunes. Abierta sólo la pista Travesía de Cebolledo, pero esquiables las otras de la zona. No tan bien practicables como el lunes; más piedras al aire (dos veces me topé con ellas de frente; las dos las evité con un súbito salto y limpio; y eso que eran muuuuuy grandes) y cotollas escondidas, pero lo bueno fue que por fin apareció mi camaradorco Brt (sin cuya presencia no sé ni cuál es mí línea ni cómo buscarme problemas) y no sólo él; también estuvieron un montón de amigorcos comandados por el jefe Klevel.

No hay comentarios:

ecoestadistica.com