viernes, 29 de febrero de 2008

29 de Febrero: Ni la lluvia ni el calor pudieron con los 2 kms.




Ni la lluvia ni el intenso calor de los últimos 7 días pudieron acabar con los 2 kilómetros de Cebolledo. Esto ya ralla lo sobrenatural. Algunos empiezan a hablar de milagro y ven la mano de San Isidro tras el inexplicable suceso.

El caso es que, sea por un milagro o sólo debido a todo lo que se lo curra el personal de la estación, ahí siguen los eternos 2 kms pese a los litros y litros caídos esta semana y a los calores casi veraniegos soportados casi todo el mes (y el año).

San Isidro, tú que todo lo puedes, mándanos ya desde el cielo un buen paquete, que los operarios de Sani ya empiezan a llevarse hasta los cubitos de las neveras.

Saluttis

martes, 26 de febrero de 2008

Briatore white show 07/08 -1ª parte-




Si has esquiado alguna vez entre semana en San Isidro, seguro que has tenido la fortuna de ver a BRT trazando bonitas líneas con su inconfundible estilo. Enamorado de nuestros valles, amigo de buscar problemas y complicaciones en las primaverales sesiones freeride, Brt es sin duda un auténtico crack en las pistas y, sobre todo, fuera de ellas, que es donde más le gusta estar.

Para mi ha sido, es y será un honor seguir -cuando puedo- sus hermosas huellas.

viernes, 22 de febrero de 2008

Viernes 22 de Febrero: Más de lo mismo



Otro día más dándole caña a los pocos kilómetros abiertos y los otros escondidos entre piedras y cotollas. Una dura prueba para los esquís, pero nada que no pueda arreglar un pro del norheim (menos lo de Daewoo, que perdió los cantos y eso igual no tiene ya arreglo…). Muchos Orcos, mucho sol y como siempre mucha diversión. El tema del día fue la gran nevada que se avecina para finales del mes. Ya soñamos con tener abierto Requejines, Río Pinos y también Fuentes de Invierno.

¡¡Queremos YA los 4 valles!!!!



jueves, 21 de febrero de 2008

Jueves 21 de Febrero: 3,3 kms.

Temiendo que las últimas lluvias hubieran dejado los 3,3 kilómetros y alrededores en condiciones penosas, subimos hoy un buen número de orcos a Sani para comprobar que de eso nada. Al contrario. Los kilómetros están estupendos. Cada vez mejor. Duros por la mañana, transformándose con el paso de las horas sin una nube y el sol arreando en la nieve pero permitiendo que hiciéramos sobre ella hermosas líneas.

La m-30, la castaña, el pasillo del teleski, la pala de las bañeras siguen estando bajables –cotolla cuenta, eso sí- y por lo menos hasta cuando yo estuve (hasta las 2) la nieve se dejaba manejar. Las pistas al principio bien (¡vaya cómo se lo curran!) aunqne luego sí que se puso de pescadería. Pero con no pisarlas desde las 11 problema resuelto.



sábado, 16 de febrero de 2008

Viernes 15 de febrero,... ¡Gozada de día!



Klevel pronosticó en el foro de snownature.com nubes y claros, así que el despertador sonó bien pronto y al poco de amanecer ya estaba en la puerta de Norheim recogiendo mis k2 apache tras un “pro” integral en la máquina mágica que tienen. Recomiendo que cuando llevéis los vuestros (los tenéis que llevar: es como estrenarlos otra vez) hagáis como yo, que dije ir de parte del foro snownature y me dieron un trato vip.

En unas horas, mis pobrecitos esquís sometidos a incontables sesiones de freeride sobre piedras, cotollas, ríos y árboles; con los cantos machacados por el hielo mañanero, la planta arañada sin piedad por rocas escondidas y demás deterioros acumulados tras cientos (o miles) de kilómetros siguiendo la líneas de los Orcos de S.I.,... ¡parecían los de Marius el de naranja que los acaba de comprar!

Pasé de tener que remar en la travesía esa aburrida y tediosa de la silla de 4, a adelantar a todo el mundo sin ni tan siquiera tener que impulsarme ni una vez con los palos. Eso, eso sí, las 2 ó 3 veces que circulamos por ese pasillo, ya que hoy tocaba multiplicar kilómetros y casi todo el tiempo estuvimos en las partes cerradas de Sentiles; primero solos porque estaba cerrada y luego también ya que aunque abrieron la parte de arriba no había apenas gente o los que había no se enteraron o igual era que le cogieron el gusto a la travesía esa y están enganchados a ella como charlot cuando no podía dejar de girar la llave inglesa. Deliciosa estaba la nieve. Sana y natural, no ...(clic aquí para ver el texto completo)

miércoles, 13 de febrero de 2008

De Pal a Arinsal: Pánico en el teleférico

VIAJE A ANDORRA: 6 a 11 de febrero 2008



Cansado y aburrido de bajar una y otra vez las pistas de Cebolledo, harto de transitar un día y otro día los únicos 2 ó 3 kilómetros que tenemos abiertos en San Isidro, decidí emigrar con la familia a otro sitio buscando nuevas rutas por las que trazar líneas con mis trillados k2.

Aconsejado por un amigo, escogí Arinsal, en Andorra, como destino para el viaje en plan familiar; casi mil kilómetros hay que desplazarse para llegar allí desde mi casa. Todo un esfuerzo para alguien que odia conducir, pero el que algo quiere algo le cuesta, y las más de 10 horas al volante fueron un precio a pagar.

Tuve mucha suerte con el tiempo: por un lado, había caído una capita de nieve fresca justo la víspera, y por otro me esperaban 5 días de sol radiante. Además, con eso de que este año en todos los sitios hay poca nieve, no habría barullos de gente, ni colas, ni atascos.

El personal de la estación, hoteles, restaurantes y bares del pueblo, salvo inevitables excepciones, destaca por su profesionalidad y amabilidad con los visitantes. Saben cuidar el turismo en Andorra, de eso no hay duda.

Arinsal en sí no es nada del otro mundo, pero los cientos de cañones permiten tener muchas pistas abiertas pese a la poca nieve caída, en plan sencilla y familiar no como el jaleo que según mi amigo encontraría en las de GrandValira, la otra opción para esquiar en Andorra. El primer día las catamos todas y cada una de ellas guiados por un simpático monitor chileno y luego con los dos mayores también exploramos algún que otro fuera de pista de los pocos -para un orco salvaje como yo- disponibles.

Vallnord es el dominio que incluye Arcalis, Ordino, Arinsal y Pal. Para ir a Arcalis y a Ordino es necesario usar el coche, y dado que los casi mil kilómetros recorridos ya me habían dejado saturado de conducir, decidimos limitar nuestro campo de operaciones a Arinsal (donde nos alojábamos) y a Pal, accesible desde Arinsal vía teleférico.

Pal es la típica estación andorrana con las pistas atravesando bosques, visible desde la cota más alta de Arinsal y teóricamente a sólo 10 minutos que es lo que tarda en llegar el teleférico. El segundo día subimos al cacharro ese y ... (pincha aquí para ver texto completo)
ecoestadistica.com