martes, 16 de abril de 2013

16 abril 2013: El Cuerna



Hoy 16 de abril, volví a San Isidro tras varias semanas en blanco por causa de la mala meteorología y de mi maltrecha rodilla; el caso es que al llegar a la estación me encontré con que el invierno se había ido para dar paso no a la primavera sino directamente al verano. Tiempo de locos. Al principio sí que aguantó dura la nieve pero en cuanto los rayos del sol machacaron con fuerza se transformó en una masa papillosa complicada de manejar.
Siguiendo el plan previsto nos preparamos para la excursión del día que tenía dos grupos: unos bajarían el Cuerna y otros se tirarían hacia la vertiente de Río Pinos en dirección a Villanueva, siendo la primera etapa para todos la subida hasta la pala de la antena .
A mi maltrecha rodilla no le  apetecieron ninguna de las dos opciones  y con un par de cracks me dejó claro que ni se me ocurriera amarrar los esquís para iniciar la escalada. Pensé que estaba ya estaría bastante recuperada pero me equivoqué y lo malo no  es sólo haberme perdido la excursión de  hoy; lo peor es que, o milagrosamente se me recupera a base de antiinflamatorios  o, con todo el dolor de mi corazón, hoy igual ha sido mi última  jornada en la nieve esta temporada sniff, snifff, sniffff … me queda el consuelo de tener la playa a 20 minutos de casa y con ayuda de las olas y la arena intentaré aliviar la pena que me da despedirme de la nieve hasta dentro de siete largos e interminables meses.  
Pero no pasa nada. Cuando una temporada se acaba, comienza la cuenta atrás para la siguiente y aquí estaré cuando llegue la campaña 2013/14 para contar con imágenes las incursiones de los orcos por la cordillera cantábrica.
Un abrazo a todos los orcos que (como siempre) habéis sido una inmejorable compañía durante las excepcionales jornadas de esquí que (con cuentagotas, eso sí) he disfrutado en la ya para mi prácticamente extinta temporada 2012/13.
Y aunque hoy no pude hacer la ruta prevista, sí que la rodilla me dejó acercarme a la base del Cuerna para hacer estas fotos de mis amigorcos buscando líneas:






sábado, 23 de marzo de 2013

¿Cómo ir desde Fuentes a San Isidro y viceversa sin quitarse los esquís?

 

Aunque administrativamente las estaciones de San Isidro y de Fuentes de Invierno están pendientes de que la Diputación de León (gestora de Sani) y el Principado de Asturias (que gestiona Fuentes) alcancen un acuerdo que las una, físicamente ya están juntas, lo que nos permite a los esquiadores disfrutar de ambos dominios aunque, eso sí, para ello de momento debemos de adquirir los dos fortfaits.

En esta imagen tomada desde lo alto de la pala de la antena (a la que se llega desde la salida de la percha de Requejines) se puede apreciar cómo ir desde Fuentes a San Isidro y al revés.

He puesto un montón de flechas (espero no resulten demasiado embarulladas las explicaciones) señalando, para facilitar la ubicación, el parking de Cebolledo, las llegadas de las sillas de 2 y de 4 de Cebolledo y las de los remontes de Río Pinos. También podéis ver dónde están el dominio de Fuentes de Invierno, la llegada del telesilla la Llomba (perteneciente a Fuentes), la pista de travesía llamada “Vuelta a Casa” (comunica la zona de Cebolledo con la de Salencias) y lo que he llamado “Zona de remar” (pequeño tramo que se hace remando para ir desde la zona alta de Río Pinos hasta la de Fuentes de Invierno).

Una vez “ubicados” y reconocidos los lugares etiquetados, paso a explicar cómo hago para ir y venir de una a otra estación sin quitarme los esquís:

Suelo dejar el coche en el cómodo parking de Fuentes ya que así no tengo que darme el obligado pateo, esquís al hombro, necesario si aparco en Cebolledo y no llego a primera hora. Subo al telesilla de la parte baja de Fuentes y luego al de la Llomba, desde cuya salida ya se puede pasar directamente a Río Pinos descendiendo por la Llomba, una preciosa bajada siempre limpia de huellas y que me deja en las pistas de Río Pinos.

Una vez en Río Pinos, ya perteneciente a San Isidro, hay dos maneras de regresar a Fuentes: por la pista de travesía “Vuelta a casa” que lleva a Salencias (desde donde se puede pasar directamente a la parte baja de Fuentes) o dándole a los bastones en el tramo que he llamado “Zona de Remar” y que lleva a la zona alta de Fuentes, concretamente al inicio de los llamados popularmente “Tubos del Toneo”.

Así de fácil es ir de una a otra estación. Se dice, se comenta, que cuando alcancen un acuerdo las dos administraciones instalarán un remonte en Río Pinos que lleve directamente a la llegada del remonte de Fuentes “La Llomba”, pero hasta que eso ocurra, si es que alguna vez ocurre, sólo es necesario hacerse con los dos forfaits para poder disfrutar de forma conjunta de las dos estaciones.

En este artículo publicado en el desgraciadamente ya desaparecido diario “La Voz de Asturias” también se explica la unión geográfica de las dos estaciones



Saluttis y hasta pronto 

jueves, 21 de marzo de 2013

20 de Marzo: Excursión desde Sani a Redipuertas



Miércoles 20 de marzo, primer día de Primavera, y 9 orcos de la cordillera cantábrica no encontramos otra forma mejor para celebrarlo que haciendo la preciosa excursión que lleva desde la Pala de la Antena (accesible subiendo la cuesta al final de la percha de Requejines) hasta Redipuertas, a unos 7 kms. de San Isidro, con varias inmensas palas inmaculadas a estrenar, cruzando prados, bosques y ríos. Una gozada.

Tan divertida fue la excursión que muchos de los participantes repitieron la jugada y nada más regresar a Rio Pinos volvieron a subir la pala de la antena para hacerla otra vez...

Y como remate a la memorable jornada, los orcos nos quedamos en el Mesón El Aprisco de Redipuertas para saborear un contundente menú de sopa, guisantes con jamón y filete de ternera con el que repusimos una buena parte de las fuerzas gastadas en la excursión.



Acá las imágenes de la jornada:
.

viernes, 15 de marzo de 2013

15 de Marzo: Re-Fielato



Hoy viernes 15M en los valles de San Isidro & Fuentes de Invierno teníamos 50 cms. de powder a estrenar que sumados a lo que ya había antes de las últimas nevadas nos dejaron espesores de 3,5 metros. Después de ¡más de una semana! sin días despejados por fin hoy el astro Sol dominó los cielos para regalarnos una (otra) inolvidable jornada de esquí a los orcos de la cordillera.

Lo malo, que tanto en Sani como en Fuentes los trabajos de acondicionamiento impidieron la apertura de una buena parte de los remontes, lo que sumado a la alta afluencia de esquiadores en ambos dominios llevó a un overbooking  de lo más fastidioso.

Pero no pasa nada: para eso tenemos el Fielato. Once orcos nos tiramos desde Entresierras hasta las cabañas. Una maravilla. Ahí no hay overbooking . Dejamos montones de preciosas huellas sobre el manto virgen de powder fresco; además, unos amables conductores nos recogieron en auto-stop casi nada más acabar la excursión, y dado que a una de las chicas que hoy nos acompañaron en la ruta se la había caído la gorra decidimos con muy buen criterio repetir la jugada y hacer el Re-Fielato para recuperar la barretina extraviada (luego dirán que los orcos no somos caballerosos…). Mención especial a Diegorco, un bravo carpintero que tuvo los bemoles para acompañarnos en un recorrido bastante complicado y duro para hacerlo sobre una tabla. ¡Olé por ti, Diegorco!

Mañana a descansar y a esperar que el nuevo frente frío que se anuncia hasta el próximo martes nos deje otro regalito blanco del que daremos buena cuenta.


Estas son las imágenes del día (*):

(*) Siguiendo mi norma ética, no he incluido ninguna caída, pero aviso a los cazadores (y cazadoras) de liebres que estoy preparando un post especial con todos los trastazos de la temporada… el que avisa no es traidor ;-)





domingo, 3 de marzo de 2013

Fuentes... y hombro fuera :-(

Hoy el plan era inmejorable: Fielato o bajada a Redipuertas con los amigorcos, pero el hombre propone y el hombro dispone y mi hombro hoy dispuso que le apetecía salirse del sitio y me dejó en la camilla de la enfermería de Fuentes de Invierno con las ganas de ir de excursión, en fin, otra vez será... (no soy supersticioso, pero hoy era mi 13 día de esquí... ya es la tercera vez que me pasa algo el 13 día de la temporada)




sábado, 2 de marzo de 2013

Sábado sabadete, al Fielato que ahí no hay gente



Estaba cantado que el primer fin de semana tras las copiosas nevadas llevaría a muchos aficionados a las montañas para catar los tres metros y medio de nieve acumulados en San Isidro y Fuentes de Invierno.
Mucha marcha en las pistas del dominio asturiano con las carpas y puestos ambulantes de Red Bull; en San Isidro no había bebidas energéticas pero las palas de la zona Río Pinos (primer día abierto tras la nevadona) estaban pidiendo a gritos eses y ochos. Eso hicimos los Orcos, eses y ochos, hasta que cansados de tanta cola en los remontes nos fuimos con tres bravas cachorcas (prometen mucho las nuevas generaciones) a Fuentes para desde allí tirarnos al Fielato y dejar nuestras huellas en las vírgenes (algunas ya no tan vírgenes) palas de los casi 4 kms. que llegan desde la salida de Entresierras a las cabañas del Fielato. Muchas gracias a los amables conductores que desde allí nos llevan de vuelta en autostop a los aparcamientos de Fuentes y de Cebolledo. Sin ellos, no podríamos disfrutar de tan grata excursión.
Las imágenes del día:




jueves, 28 de febrero de 2013

27 y 28 de Febrero en San Isidro, Fuentes de Invierno y el Fielato



Espectacular, insuperable, excelente, inmejorable, grandiosa, … así estaba la nieve en San Isidro y en Fuentes de Invierno los días 27 y 28 de febrero. Copiosas nevadas, mucho frío como debe de ser y un sol del carallo para disfrutar el powder acumulado en los dominios astur-leoneses de la cordillera cantábrica.

Los orcos trabajamos duro estos días: por aquí, por allí, esta pala, la otra, la de más allá, subir, bajar, remar, patear, … una maravilla de nieve en todos los sitios. Poquita gente en las estaciones y lo que más nos pone, las zonas silvestres, más allá de los fuerapistas visibles desde los remontes, vírgenes para nuestro goce y disfrute.

De la zona de Cebolledo a la de Fuentes vía Salencias, de la de Fuentes vuelta a Sani y como colofón a la fiesta blanca, una excursión desde la salida de la silla Entresierras hasta las cabañas del Fielato, varios kilómetros de palas inmensas, inmaculadas, todas toditas para nosotros. Un placer haber podido catar tanta y tan buena nieve en la compañía de mis queridos amigotes de las montañas.

Nadie podrá decir que exagero viendo las imágenes de estas dos inolvidables jornadas:
ecoestadistica.com