miércoles, 18 de marzo de 2015

Adiós papá: gracias por tantas felices jornadas en la nieve




Mi padre falleció hace unos días, a los 97 años de edad. Gracias a él y a mi madre, que cuando mis hermanos y yo éramos pequeños nos llevaban a Pajares a esquiar, me aficioné a la nieve. Gracias a él y a mi madre he disfrutado innumerables jornadas en Pajares, San Isidro y últimamente también en Fuentes de Invierno. Desde las primeras veces, trineando con mi hermano pequeño José María (lamentablemente fallecido hace 6 años), hasta la última, ayer mismo, cada día que paso feliz en las montañas se lo debo a mis padres, a su sacrificio llevándonos a esquiar en el 1500 familiar, quedándose pasando frío y aburrimiento sentados en el coche hasta que cerraban los remontes.
Estoy muy triste estos días, sin ser capaz de evitar llorar a mi padre fallecido. Y he querido rendirle un pequeño homenaje, seleccionando 97 imágenes, una por cada año de su vida, como agradecimiento por tantas y tantas jornadas disfrutadas en la nieve. No son fotografías especialmente bonitas o espectaculares, pero son una parte importante de mi vida. En ellas están mis hermanos, mi querida mujercita, mis hijos, … también muchos de mis amigos, esos compañeros que ayer me abrazaron para consolarme por la pérdida sufrida.
Papá, sin tu paciencia, sin tu sacrificio, sin el amor que de tantas formas me demostraste a lo largo de mi vida, estas fotografías no existirían, por eso te las dedico. Espero que las puedas ver desde el cielo y que disfrutes viendo lo feliz que es tu hijo cuando practica este hermoso deporte que es el esquí y que gracias a ti llena de buenos momentos mi existencia.

Adiós papá. Muchas gracias por todo.





No hay comentarios:

ecoestadistica.com